Conservación de una obra religiosa

Criterios en el proceso de intervención de la restauración-conservación de una obra religiosa

En el artículo, “La toma de decisiones en la propuesta de tratamiento de una obra religiosa” se estuvo comentando como los principios sobre los que se basan las ejecuciones se adhieren a la perfección al cuadro de la normativa de patrimonio histórico y los estatutos teóricos pactados internacionalmente. En el artículo de hoy se estudiará más en profundidad los principios a seguir por parte del equipo de trabajo en el procedimiento de intervención para la conservación de una obra religiosa.

Los criterios que deben seguir son los siguientes:

 

Debe recuperar los valores de la obra

La intervención deberá ser justificada por el estado de preservación como la única vía del restablecimiento de valores. A su vez, no puede diferir con aspectos estéticos e históricos de la misma. De esta forma, deberá de haber una coexistencia de dimorfismo entre la propia obra de arte y el significado existente detrás del objeto artístico.

 

Amplia gama de materiales y tratamientos

El siguiente criterio a seguir para la conservación de una obra religiosa es la presencia de afinidad, reversibilidad e inocuidad entre el equipo y los tratamientos y los mismos originales. Por ejemplo, la extensa gama de materiales y tratamientos que se utiliza en el IAPH se ajusta a la necesidad de conservación de la obra en cuestión.

 

La intervención debe ser fácilmente reconocible

La operación no debe salirse de la diferencia de las pérdidas, a la vez de ser de fácil reconocimiento visual. Sin embargo, la transformación impalpable debe de ser notada utilizando instrumentos científicos especializados.

 

Registro de las fases del proceso

Todas las etapas de intervención que se realicen deben de ser registradas de forma textual o gráfica en un documento, adjunto a los resultados del equipo, para así ser usada como base y facilitar intervenciones futuras con el fin de regenerar el estilo de la obra en su entorno.

 

Los criterios descritos son imprescindibles y deben aplicarse durante el desarrollo del proceso de intervención de la restauración y conservación de una obra religiosa. Para analizar este punto más detalladamente, dedicaremos el siguiente artículo a ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *