El pan de oro falso en una obra religiosa

En el artículo anterior se aclaró que el oro es un material indispensable en el proceso de dorado de una obra de arte. Para este caso se hace uso del pan de oro que se analizó cómo se hace en Cómo se hace el pan de oro y su aplicación en Cómo aplicar pan de oro de artículos anteriores. El oro se expuso de forma más general en el artículo anterior enfocándose en su formación y ubicación. En el artículo de hoy explicaremos las 4 características del pan de oro falso, específicamente el pan de oro falso en una obra religiosa.

Características del pan de oro falso en una obra religiosa:

 

  1. La alteración del oro falso es rápida una vez es expuesto con el aire. Esto se debe a los vapores ácidos de la humedad atacando al oro falso y causando un ennegrecimiento del mismo. 

 

  1. De mayor tamaño que el oro fino, el oro falso en una obra religiosa oscila entre 14 cm x 14 cm y 16 cm x 16 cm

 

  1. Según el tipo de aleación la tonalidad del color varía. Estos son las más comunes:
  • Oro puro amarillo brillante: 17 % de zinc y 83% de cobre.
  • Oro pálido: 24 % de zinc y 76 % de cobre.
  • Oro oscuro: 9 % de zinc y 91 % de cobre.

 

  1. En resumen se puede decir que el oro falso es un bronce reducido de láminas delgadas y finas.

A pesar de tener un precio bajo, el oro falso se utiliza por los doradores por tener más grosor y manejabilidad. Sin embargo, el oro falso en una obra religiosa tiene una durabilidad y calidad menor y buen dorador evita eso a toda costa. En oro falso se forman pátinas y óxidos de varios tonos debido a los efectos de la corrosión de estos metales. Para evitar afectar la integridad de la obra, se utiliza un pan de oro fino de 23 kilates 3/4 de grosor, como utiliza el dorador Manuel Rodriguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *