estado de conservación material de una obra de arte

El estudio científico de las obras religiosas

El estudio científico de las obras religiosas es uno de los pilares más importantes en los estudios previos a la restauración. Se encarga de estudiar el elemento a través de distintas ciencias experimentales con la intención de conocer en profundidad un aspecto cardinal de las obras religiosas: su naturaleza material y la evolución advertida durante la vida de la obra.

 

El progreso de las ciencias experimentales ha ayudado a que haya una mayor comprensión de las obras desde distintas perspectivas. El estudio científico de las obras religiosas se inicia a principios del siglo XX, cuando en 1919 se pone en marcha el laboratorio de química del Museo Británico, aunque el primer estudio científico lo encontramos a finales del siglo XIX, cuando se efectuó la primera radiografía de una pintura en Munich.

 

Hoy en día el estudio científico de las obras religiosas va más allá de los rayos X. Decimos esto porque desde sus comienzos las ciencias experimentales han evolucionado a pasos agigantados, con diferentes técnicas.

El restaurador puede ahora obtener más información:

  • Determinar los materiales componentes y estudiar la técnica de ejecución
  • Datar la obra religiosa y autentificarla
  • Establecer el estado de conservación de la obra
  • Decretar las posibles intrusiones previas
  • Elegir y valorar los nuevos materiales de restauración
  • Hacer un rastreo de las intervenciones de conservación

 

 

 

Las técnicas empleadas en el estudio científico de las obras religiosas

 

Existen varias técnicas que ayudan a establecer los objetivos listados arriba, pero aquí nos centraremos en las técnicas de examen más utilizadas que ayudan a conocer la estructura de la obra y las transformaciones físicas que haya sufrido.

 

La fotografía técnica

Esta técnica se usa para documentar las diferentes fases de una obra en el proceso de restauración. De esta manera se establece las fases desde el estado original hasta el resultado final. Para ello se utiliza la fotografía con luz rasante o luz transmitida y la macrofotografía.

 

La fluorescencia UV

La fluorescencia UV se lleva a cabo cuando determinadas sustancias emiten una luz visible tras la radiación UV, permitiendo así ver algunos compuestos presentes en la superficie del objeto inspeccionado. Esta técnica es utilizada para probar los repintes sufridos por una escultura.

 

Rayos X

La radiografía emplea rayos X para surcar la pieza y hacer visible elementos internos que no se detectan visualmente. Esta técnica permite ver:

  • La estructura interna original de la obra
  • Los diferentes cambios que la obra haya experimentado
  • Revelar la presencia de elementos metálicos en obras de madera
  • Observar las uniones de las diferentes piezas que forman el soporte de la obra

 

Endoscopia

Esta técnica consiste en la observación del interior de la escultura, cuando un endoscopio se introduce en el interior, en el caso de que haya un hueco para ello, mientras que en el exterior una pantalla emite las imágenes.

 

 

Como se puede observar, el estudio científico de las obras religiosas es un asunto que requiere de un estudio y análisis complejo. Además son necesarios una técnica y utensilios que sólo se pueden encontrar en laboratorios especializados. Si necesita de un restaurador dorador no dude en contactar con Manuel Rodriguez, dorador-restaurador con una gran reputación en España.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *