El proceso del dorado: introducción al dorado

Para conocer el proceso del dorado es importante antes hacer una introducción al dorado. En los siguientes artículos hablaremos sobre los batihojas, los materiales, las herramientas y los pasos necesarios en el proceso del dorado.

Introducción al doradointroducción al dorado

El dorado no es nuevo, pues remonta al antiguo Egipto, cuando los faraones dominaban las técnicas que hacían posible el
proceso del dorado. No sólo utilizaban el dorado como componente estético, sino que también como técnica para proteger la madera. Y es que la madera dorada se conserva incluso a día de hoy de forma excelente.

Así pues, el pan de oro apareció hace ya 4000 años. Por supuesto, el sistema de batido de oro era más primitivo, por lo que el resultado era un pan de oro más grueso que el que tenemos en la actualidad.

El proceso de dorado, sin embargo, era asombrosamente parecido al que se emplea en la actualidad; utilizaban tierras arcillosas muy blandas para poder fijarlo sobre la pieza.

Desde el Antiguo Egipto, las civilizaciones siguieron haciendo uso de esta técnica; desde los romanos hasta los griegos, pasando, sobre todo, por la Edad Media. Y decimos sobre todo porque fue en esta época cuando esta técnica empezó a efectuarse en grandes obras.

El dorado en la actualidad

En la actualidad los doradores se dedican, en mayor parte, a dorar pasos de Semana Santa, que necesitarán la reparación del dorador cada 20 años aproximadamente. Esto es porque los pasos se ven sometidos a los aspectos medioambientales y el “maltrato” que ocasiona el hecho de que miles de fieles toquen la obra durante las procesiones.

Aunque en la antigüedad el trabajo del dorado era realizado por hombres, hoy en día este oficio es también empleado por mujeres. Además, el número de mujeres doradoras ha ido en aumento en los últimos años.

Otra diferencia que encontramos en la actualidad es que el dorado es a día de hoy un trabajo artesanal especializado, a diferencia de lo que ocurría en la antigüedad, que era entendido como una especialidad dentro de las artes pictóricas.

Aprender la técnica del proceso de dorado requiere de mucha práctica. Es por eso que para lograr ser un buen dorador es necesario aprender de la mano del mejor profesional. Manuel Rodríguez llevará a cabo un curso personal e intensivo durante los meses de verano. Para más información contacta aquí.

Haga click en SIGUIENTE para conocer más sobre el proceso de dorado: los baihojas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *