Lijado de madera – Herramientas para lijar la madera

Si desea restaurar objetos y tallados en madera es necesario que utilice el lijado de madera. Para ello es significativo adquirir una buena noción acerca del lijado de madera y entender que el proceso será diferente según la superficie que desee tratar.

 

Lo primero que hay que hacer antes de proceder a los pasos para el lijado de madera es examinar la pieza. Éste es un paso significativo. Para ello deberemos tomar en consideración su aspecto:

  • Si está rota
  • Si se encuentra quebrada o rajada
  • Si está quemada
  • Si tiene clavos oxidados

 

Si la madera tiene objetos, como clavos o herrajes, es importante proceder a quitarlos. Hacer esto ayudará a que podamos limpiar la madera con más facilidad. Una vez hayamos quitado todos los objetos ya podremos iniciar a lijarla. El lijado de madera es esencial si lo que queremos es darle un buen acabado y dejarla como nueva, pero para ello necesitaremos utilizar herramientas. Los utensilios a utilizar variarán según el aspecto y textura que le queramos dar.

Explicamos la diferencia de cada herramienta:

 

  1. Lijado de maderacon papel de lija

La lija de papel – una base de papel con granos o partículas de materiales abrasivos  – es una de las principales herramientas para lijar la madera. El papel de lija tiene diferentes grosores. Utilizaremos un grosor u otro dependiendo de la magnitud y la forma de la madera. Los papeles de lija más gruesos son recomendables cuando hay que quitar mucho material, mientras que los más finos se utilizan para darle un buen acabado.

 

 

Asimismo es recomendable el uso de un taco de madera para sustentar el papel de lija y garantizar así que el rozamiento se realice de manera homogénea. También hará que el trabajo sea más sencillo y menos pesado.

 

  1. Lijado de madera con lana de acero:

La lana de acero es un buen suplente del papel de lija. No obstante, el terminado que deja es un diferente. La lana de acero corta “el pelo” de las superficies, dejándolas más suaves. El papel de lija arrastra “el pelo”.

 

 

  1. Lijado de madera con escofinas:

Si lo que desea es eliminar de forma rápida la madera saliente de las superficies curvas, las escofinas son el utensilio más recomendable. Con ellas se obtienen rebajes toscos.

 

  1. Lijado de madera con cepillo de acero:

El cepillo de acero es una herramienta abrasiva. Más que para lijar, se utiliza para decapar la madera, quitar los arañazos, el óxido, la pintura descascarada y acabar con las imperfecciones de la madera.

 

 

Si quiere saber más acerca del lijado de madera o la restauración de tallas de madera, o necesita ayuda con alguna restauración, en el blog de Manuel Rodríguez González, profesional de la restauración y dorador con un gran bagaje artístico-profesional, encontrará más información.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *