Los sistemas de sujeción en una obra religiosa

La gama de posibilidades en los sistemas de sujeción en una obra religiosa de piezas o elementos propios de las obras es tan variada como ingeniosa. Las elementos variarán dependiendo tanto de la capacidad imaginativa del diseñador como del momento tecnológico que se viva. Esto puede ser desde la simpleza de grandes clavos de forja para aguantar piezas en el soporte, hasta elementos menos sencillos como los pernos roscados en las figuras o las argollas metálicas y listones de madera sujetos con puntillas en los tejidos.

Eliminación de los sistemas de sujeción en una obra religiosa en mal estado 

Ciertos mecanismos de sujeción pierden efectividad con el paso del tiempo erosionando la obra por impacto de la corrosión del metal. Es necesario ofrecer respuesta a estos problemas por lo que se desarrollan otros sistemas alternativos de sujeción. Se deben sustituir piezas con otros materiales nobles actuales, como el velcro para los tejidos o el acero inoxidable. Además tenemos la posibilidad de usar esos elementos que se fueron usando de manera clásica y que también son eficaces.

Si el sistema de sujeción está perjudicado, la obra y su sustracción ni siquiera involucra un riesgo en la totalidad del original. Por lo tanto se retirará el material y se sustituirá por otros como los que hemos mencionado en el párrafo anterior.

 

Reintegración del soporte

La reintegración del soporte es fundamental en los sistemas de sujeción de una obra religiosa. La restitución de la base y demás recursos constituyentes y estructurales es elemental cuando en la obra se hallan inconvenientes involucrados con una clara debilidad estructural. 

La restitución se va a hacer con materiales que proporciones mejores características físico-mecánicas de la composición. Además podría darse el caso de que el material de sujeción haya desaparecido por razones bióticas o abióticas. En esta situación, si el material en cuestión era el más conveniente se reintegrará de nuevo en la obra.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *