paso de Semana Santa

El paso de Semana Santa – La limpieza en el proceso del dorado

Antes de leer sobre el proceso del dorado del paso de Semana Santa, le recomendamos leer antes el artículo sobre la introducción al dorado.

 

Los métodos que se utilizan durante la limpieza en el proceso del dorado de  un  paso de Semana Santa cambian según los materiales con los que se vaya a trabajar. El proceso o la técnica que se suele seguir cuando se recubre con pan de oro la madera, es la del dorado “al agua”.

La limpieza en el proceso del dorado de un paso de Semana Santa

Una pieza debe preparase bien antes de ser dorada para que pueda recibir el pan de oro lo mejor posible. Prepararle significa limpiarla con minuciosidad para poder quitar cualquier rastro de cera o grasa que encontremos en la madera.

La limpieza no es cosa fácil, pues con solo tocarla con las manos ya puede crear una película de grasa que puede dificultar la fijación del pan de oro.

El primer paso que el dorador lleva a cabo para conseguir una superficie lo más perfecta y limpia posible es el minucioso lijado de la madera. El dorador lija la superficie primero con una escofina que raspe bien o una lija gruesa del número 4 o 5. La limpieza se debe realizar durante todo el proceso. Por ejemplo, si durante el proceso el dorador se secara el sudor con las manos y tocase la madera, debería volver a limpiar el trozo tocado.

 

 

La limpieza en el proceso de dorado de un paso de Semana Santa requiere de práctica. Es por ello que si lo que queremos es un buen resultado es mejor acudir a un profesional.

 

 

En el siguiente artículo hablaremos del siguiente paso en el dorado de un paso de Semana Santa: el retapado y trapeado en el proceso del dorado

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *