restaurador profesional de esculturas religiosas

El trabajo del restaurador profesional de esculturas religiosas

Restaurar esculturas litúrgicas es algo muy complicado y delicado que debe ser llevado a cabo sólo por un restaurador profesional de esculturas religiosas que sepa lo que hace. Hacerlo nosotros mismos podría dar un resultado devastador e incluso irreparable.

En este artículo hablamos sobre cómo lleva a cabo este trabajo el restaurador profesional de esculturas religiosas, pero sin ánimo a incitar a nadie a ponerlo en práctica. De lo contrario se podría llegar a perder la obra para siempre.

Hablaremos, en particular, de la restauración de esculturas religiosas en madera policromada.

 

1. La ejecución del restaurador profesional de esculturas religiosas

El primer paso que un restaurador profesional de esculturas religiosas hace antes de empezar es entender y conocer cómo se ha ejecutado esa obra originalmente. Sólo se podrá dejar como estaba si primero entendemos cómo fue realizada.

 

2. Estudio científico: Las patologías

A continuación el restaurador examina las patologías de la escultura para determinar sus causas. Para ello el restaurador profesional utiliza diferentes técnicas para valorar con precisión los daños causados y elegir la mejor intervención para su restauración. Éstas son algunas de las técnicas utilizadas por el profesional:

  • Fluorescencia ultravioleta: Esta técnica sirve para entender el estado de la superficie policromada. Ayuda a observar posibles restaurados que se puedan haber llevado a cabo en el pasado.
  • Estudio radiográfico: Este estudio ayuda a medir la composición volumétrica de la figura. Esto sirve para poder observar las intervenciones que se han llevado a cabo a lo largo de su historia material.
  • Análisis químico estratégico: Es un análisis imprescindible para poder estudiar la morfología de la escultura. De esta forma se puede determinar la sucesión de capas, el color y el espesor de cada una de ellas, y la presencia de barnices o repintes.

 

3. Restauración de la escultura

Una vez determinadas sus patologías, el restaurador profesional puede empezar la restauración. Ésta variará según los daños de la escultura, cómo fue realizada y las intervenciones que haya tenido anteriormente. Esto ayudará a saber qué tipo de arreglos se necesitarán hacer. Por ejemplo, puede necesitar un refuerzo estructural de madera, una reconstrucción volumétrica o una reintegración cromática.

 

Insistimos en que éste es un trabajo que debe ser llevado a cabo por un restaurador profesional de esculturas religiosas, por lo que aconsejamos que, si necesita restaurar una escultura, no dude en contactar con un profesional con experiencia y buenas críticas, como Manuel Rodriguez, restaurador dorador.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *